EL QUE QUIERA AZUL CELESTE QUE LE CUESTE

Todavía disfrutando mis vacaciones en este bello viejo continente como se le sigue conociendo a Europa y después de un sin fin de aventuras en mis traslados entre Francia e Italia, hago un alto en el camino para pensar en una cosa… QUE CARÍSIMO ES VIAJAR¡ Pero bien que vale la pena.

En estas vacaciones, he visto que hay que tener una buena educación para ahorrar, pero en el caso de nosotros, como buenos mexicanos lo más fácil es comprarte “algo” cuando tienes un poco dinero y llámese una bici, o un coche o hasta una casa pero hay que gastarte tus ahorros y esto si funciona. Pero en estos tiempos hay mejores medios, hay que recordar que no es como hace años! Mi papá me decía que hay que tener un bien que te sirva por si algún día las cosas salen mal. Quizá no lo entendía en su justa dimensión pero ahora lo veo desde una perspectiva diferente…

Y es que conviviendo con personas de otros países, veo lo diferente que es para ellos esto del ahorro y la manera en que lo haces es con su dinero invertido en un banco, algo que suena bastante lógico no? Y es que el dinero se puede tener en una cuenta, una tarjeta de crédito o en la Bolsa. De esta manera, el dinero que ahorras se va incrementando, tienes una mejor chance de conservarlo para después disponer de él cuando lo necesites, sobre todo en vacaciones y así ya no te veas en la penosa necesidad de empeñar tu auto cuando regreses de tus paseos.

El banco, si es una una buena solución a todos estos dilemas de dineros. Porqué? Pues si uno hace bien sus movimientos, dejará de comprar un auto “para ahorrar” y después utilizarlo para empeñarlo y pagar alguna deuda por un mal uso de la tarjeta de crédito.

Lo de hoy, es el banco o acercarse a servicios financieros como los llamados fondos
de inversión. Recuerda que siempre hay alguien para atenderte. Lo más importante de todo es tener apertura a escuchar todas las opiniones y opciones que se tienen para manejar el dinero. Ahorrar es una recomendación que nos han hecho desde toda la vida nuestros padres y familiares.

Mientras tanto, yo sigo de Vacaciones! De aquí me voy para Bruselas, Alemania, Austria y Luxemburgo… ya les platicaré qué tanto hice y deshice por esos hermosos lugares…. Eso sí, ¡siempre dejando en alto el nombre de Cancún donde quiera que voy!

Arrivederci!

Leave a Reply